Android es un sistema operativo para celulares que lo tiene prácticamente todo: facilidad de uso, compatibilidad con millones de aplicaciones, dinamismo en cuanto a sus funcionalidades e incluye bastantes mejoras en el ámbito de la seguridad. Sin embargo, como estábamos acostumbrados en los ordenadores de escritorios, sentimos la necesidad de protegerlo a como dé lugar de las amenazas informáticas, pero ¿es necesario instalar un antivirus en Android?

Si abrimos la Google Play Store o buscamos aplicaciones de antivirus, nos encontraremos con cientos de alternativas para probar. Incluso, gigantes en el área como AVG o Avast nos ofrecen sus propias apps, aunque estos usualmente vienen con más optimizadores que cualquier otra cosa.

Así que, en esta revisión vamos analizar a Android desde distintos puntos de vista, incluyendo sus amenazas recurrentes o y las funciones de seguridad que nos ofrece la propia Google para saber si realmente necesitamos instalar un antivirus en un móvil Android. ¡Sigue leyendo para descubrirlo!

Las medidas de seguridad de Google y sus filtros

Pese a que Android es un sistema operativo que tienen mayores posibilidades de vulneración ante modificaciones de terceros, Google trabaja diariamente para reducir al máximo los avances de cualquier amenaza hacia sus terminales.

De hecho, una de las razones por las que periódicamente vemos una versión nueva de Android es porque se aprovechan las fallas descubiertas (incluyendo las de seguridad), para eliminarlas en próximos lanzamientos, además de agregar nuevas funciones de seguridad.

Se estima que cerca del 0.15% de los dispositivos con Android se infectaron de algún tipo de Malware a través de Google Play Store. Si, la tienda también es susceptible a los ataques, pero esa cifra es relativamente baja e insignificante.

Google Play Protect: el escudo para las aplicaciones

La razón por la cual Google haya equipado una tienda exclusiva para las apps de su sistema operativo es más fuerte que un simple medio de ventas y ganancias. Más bien esta permite controlar las aplicaciones que bajan los usuarios para reducir al mínimo los ataques en su sistema.

Para ello existe Google Play Protect, un servicio que viene equipado con Play Store y su tarea principal es escanear las apps instaladas en tu dispositivo, incluyendo las de orígenes desconocidos, para asegurarse de que estén libres de algún tipo de malware o cualquier otra amenaza.

A esto le añadimos que diariamente Google analiza todas las aplicaciones de su tienda en búsqueda de modificaciones en los paquetes de descargas, con la finalidad de evitar que te veas afectado por algún tipo de ataque.

Las amenazas más frecuentes a las que nos enfrentamos en Android: ¿realmente las hay?

Que tengamos un celular seguro no significa que estemos completamente libre de los “virus” y las amenazas constantes. De hecho, ese 0.15% continúa siendo una puerta abierta que difícilmente se pueda cerrar, pero que se trata de una realidad.

Si bien en Android no podemos infestarnos de virus como en las computadoras de escritorio o PC, enfrentamos otro tipo de amenazas como los Malware y el temido Phishing, ambos trabajando de forma distinta.

Malware

Se tratan de softwares maliciosos que se pueden encontrar tanto en apps descargadas en Google Play (en menor cantidad) y en archivos APK de aplicaciones que de descargan e instalan de fuentes desconocidas y tiendas alternativas.

El malware reemplaza el código de la app que estás descargando para instalar softwares que roben tu información, se filtren en el sistema operativo y ataquen o vulneren distintos sectores de seguridad.

Un ejemplo muy conocido es el de la aplicación CamScanner, la cual fue retirada de Google Play debido a un malware insertado en uno de sus anuncios sobre el Covid-19, causando problemas en los dispositivos que la instalan.

Phishing

El Phishing es una de las amenazas más silenciosas y escondidas que te encontrarás. Esta consiste en hackers y delincuentes que se hacen pasar por empresas bancarias o servicios en línea para robar información personal o recabar datos a los que puedan sacarle provecho.

Para ello, el Phishing usa los correos electrónicos y mensajerías para enviarte mensajes solicitándote que inicies sesión, robando tus datos.

Por ejemplo, si recibes e-mails sobre el banco pidiéndote que confirmes tu cuenta con tu clave de acceso, pero de un correo no oficial, probablemente estés frente a una amenaza de Phishing.

Y lo peor es que somos nosotros quienes les proporcionamos esta información sin darnos cuenta, pues pensamos que los mensajes realmente son oficiales.

La recomendación siempre será ingresar al sitio web escribiéndolo directamente en la barra de búsqueda de los navegadores, y no pulsar nunca sobre ningún enlace o link desconocido.

El trabajo de los antivirus

Si hay amenazas que Google no puede contrarrestar, quiere decir que tenemos que recurrir a otras alternativas como los antivirus. En la tienda podemos conseguir un montón de propuestas que nos ofrecen herramientas de seguridad y, principalmente, tools optimizadores de RAM, entre otros.

Sin embargo, la tarea principal de estos antivirus es servir como un segundo filtro junto a las medidas de seguridad que ya nos proporciona el sistema operativo, pues estos si son capaces de detectar Malware y Phishing, aún después de pasar los controles de Google Play.

Adicional a ello, detrás del desarrollo de las aplicaciones hay equipos de soporte especializados en sistemas informáticos, quienes reúnen base de datos frecuentemente sobre las amenazas más recientes para mantenerte protegido la mayor parte del tiempo.

Además, nos ofrecen soporte adicional a los que podemos recurrir en caso de que la aplicación haya fallado en la neutralización de un virus, algo que usualmente no podemos hacer con Google –por lo menos no recibiremos respuestas a la brevedad–.

Sin olvidar que estas aplicaciones de antivirus siempre estarán analizando los archivos APKs instalados y no instalados en tu dispositivo, su conexión a sitios webs no cifrados y hasta las descargas en segundo plano que probablemente puedan estar afectándonos sin saberlo.

Problemas de seguridad al descargar apps de antivirus

Aunque no lo creas, a veces también estás peligrando al instalar este tipo de aplicaciones en tu terminal, y no solo si las descargas de fuentes desconocidas, sino que en muchas ocasiones no sabemos el uso que le dan los desarrolladores a la información de tu celular.

Incluso ni siquiera tenemos la seguridad de que realmente esté funcionando si no conocemos nada sobre ello, o si la empresa detrás del desarrollo de la app no tiene una reputación sólida y construida dentro del mercado.

Por ejemplo, no es lo mismo hablar de AVG que de una aplicación que se llame “tu antivirus gratis”, desarrollada por un equipo de desconocidos.

Todo esto se ve envuelto en un espacio en donde tu información queda desprotegida, pues las empresas pueden usar tu actividad de internet o el uso frecuente que le das a la app y al celular, ya sea para mejorar sus aplicaciones o para vender tus datos en la web.

Por ello, siempre es recomendable asegurarse de descargar un antivirus que sea de origen conocido, con reputación en el mercado (y no solo en móviles sino en ordenadores).

También es mejor comprar una aplicación que descargarla gratis, principalmente si se trata de seguridad, pues con los paquetes de pago suele haber más incentivo para que los desarrolladores creen propuestas que realmente funcionen.

Y si le añadimos lo intrusivos que resultan ser estas apps, entonces detectamos otro problema. Estos no solo suelen ser los responsables de drenar tu batería, sino que también consumen la memoria RAM del equipo y hasta aparecen cuando menos lo requieres.

¿Entonces si es necesario instalar un antivirus en Android?

En realidad no. Es una herramienta útil que, como ya te explicamos, nos otorga un segundo filtro de seguridad, pero no es indispensable.

Por ejemplo, si no sabes identificar mensajes de Phishing o si siempre estás descargando aplicaciones de fuentes no oficiales, entonces es mejor que cuentes con un poco de ayuda extra y te bajes un antivirus que realmente te proteja antes lo que no puedes detectar.

Sin embargo, si tu dispositivo es uno de los más recientes y no sueles bajar tantas apps, no es necesario un antivirus. Con la cuota de seguridad que ya nos ofrece Google puede ser más que suficiente en tu caso.

Además, bajar aplicaciones directamente de la tienda oficial es lo más recomendado y puedes estar casi completamente seguro (exceptuando ese 0.15%) de que el smartphone no se va a infectar ni a dañar por algún ataque… Google Protect estará siempre para protegerte.

Consideraciones al momento de instalar un antivirus en un móvil Android

Antes de bajarte o comprar un antivirus para tu móvil, debes tomar en cuenta las consideraciones que ya te explicamos, cómo seleccionar una propuesta de una empresa reconocida o leer el uso que le da a los permisos que le proporcionas al momento de la instalación.

Lee los comentarios

Nunca está demás investigar un poco sobre la factibilidad y la eficacia de los antivirus, así como leer los comentarios en la propia tienda de apps, pues allí siempre habrá gente dispuesta a opinar sobre su experiencia.

Si tiene más herramientas de optimización que de protección, olvídalo

Las aplicaciones que te ofrecen liberar la memoria RAM o borrar archivos basura muchas veces son innecesarias. Y si te ofrecen una caja de tools que ni siquiera sabes para que sirve, no lo descargues.

Lo barato sale caro, a veces

Si bien es cierto que muchos de los antivirus gratuitos de Android son muy buenos, como el caso de AVG, Avira o Kaspersky, es mejor comprar la versión Premium para gozar de mayor protección.